Dios Tlaloc, complejo dios de los pueblos mesoamericanos. Se encuentra expuesto
en el Museo del Templo Mayor, Ciudad de México. Archivo bulevar




Bimestre noviembre/diciembre de 2018































Artículos traducidos



Vasijas-efigie de Huexotzinco, Puebla

Rosalba Delgadillo Torres


Durante la época prehispánica, hacia el mes de febrero, llamado Tlacaxipehualixtli, se realizaban diversos rituales a diferentes deidades relacionadas con la agricultura, a las cuales se le ofrendaban numerosos sacrificios.
Al realizar el registro de un coleccionista particular —Salvador Alonso Méndez—, vecino de la cabecera municipal de Huexotzingo, Puebla, encontramos entre las piezas a registrar, tres esculturas muy interesantes. Todas ellas están huecas, elaboradas con barro, tienen base anular y presentan elementos aplicados con la técnica del pastillaje. Fueron localizadas en la comunidad de Tlatenco-Tepepan, del mismo municipio.
La primera de ellas es muy fácil de identificar ya que corresponde al dios Tlaloc, el que embriaga a la tierra, del náhuatl tlalli —tierra— y octli —pulque—. Era el dios de la lluvia, las tormentas y los relámpagos. Presenta diadema, anteojeras y tiene la boca abierta de la que salen los colmillos, que lo hacen inconfundible. Aún conserva vestigios de pintura azul, otro de los elementos que identifican a esa deidad. Mide 11 cm de alto, 13 cm de ancho y 12 cm de espesor.
La segunda escultura corresponde a una deidad con rostro humano, solo conserva una orejera circular, una diadema, semejante a la que lleva Tlaloc y aunque no tiene otras características muy definidas, parece que la boca está representada doble, uno de los elementos que identifican a Xipe-Totec, mostrando de esa manera posiblemente el llevar la piel de un desollado. Xipe-Tótec —nuestro señor desollado—, del náhuatl: xipehua pelar, quitar la piel, to —nuestro— y tecuhtli —señor—. Su región de dominio era el oriente, por donde sale el Sol, es una deidad a la que se le festejaba muy especialmente durante el mes de febrero, se le ofrendaban corazones de guerreros y posteriormente, al desollarse, la piel era llevada por sacerdotes, igualmente se comían pedazos de carne de los brazos y las piernas acompañados de maíz, frijol y chile, al que denominaban potzolli. Esta pieza mide 11 cm de alto, 12 cm de ancho y 13.5 cm de espesor.
La tercera escultura porta diadema y picos sobre la cabeza que tal vez representen mechones de cabello. No tenemos presentes las orejeras y la boca que podrían a ayudarnos a darle alguna asignación, así que no hemos podido identificarla. Por la asociación a las deidades anteriores es posible que haya sido una representación del dios del viento Ehecatl-Quetzalcoatl, ya que era parte de las divinidades a las que se realizaban los complicados ritos para que favorecieran la agricultura y las buenas cosechas. Ehecatl del náhuatl ehecatl, —viento—. Es una de las manifestaciones de Quetzalcoatl, la serpiente emplumada, tomando el nombre de Ehecatl-Quetzalcoatl, es la brisa que traen las nubes con lluvia para los sembradíos. También es uno de los dioses principales de la creación y héroe cultural en las mitologías. Su aliento inicia el movimiento del Sol, anuncia y hace a un lado a la lluvia. Trae vida a lo que está inerte. Esta pieza mide 11 cm de alto, 11 cm de ancho y 13.5 cm de espesor.
Desafortunadamente no tenemos datos de su contexto y el lugar exacto de su procedencia pero estas deidades se conocían desde el periodo Clásico por lo que no pudieron ser elaboradas antes del año 200 de nuestra era.
Es muy probable que estas esculturas correspondan a los rituales que se llevaban a cabo en febrero y marzo para iniciar el nuevo ciclo agrícola y lograr buenas cosechas ya que estos dioses intervenían directamente en la agricultura Por otro lado, por su tamaño, consideramos que pudieron ser elaboradas para rituales familiares y no para las grandes ceremonias que se realizaban en los centros ceremoniales, donde se congregaban numerosas personas.





La Cuarta de AMLO

En este final de año en que los mexicanos hemos puesto la primera piedra de la nueva construcción del país, queremos ilustrar la revista con hermosos grabados de viejísimas edificaciones, que las manos constructoras antecesoras de las nuestras que fabricaron pirámides, grandes esculturas, pinturas al fresco, el arte plumario, las mismas que construyeron las nuevas casas, las nuevas ciudades, los nuevos templos en la época de la colonia.
Las mismas que tomaron el fusil en la larga lucha por la independencia, que incluyo la guerra de conquista del imperialismo estadounidense y las mismas que enjugaron las lágrimas ante pérdida de más de la mitad del territorio nacional, la gran transformación de la REFORMA JUARISTA que abarca la invasión francesa y hace a México laico y soberano. Y la Revolución de 1910 que antecede a la rusa, la china, la húngara, la turca, la alemana, en el nuevo contexto  de revoluciones nacionales y anticoloniales, socialistas en el mundo, pero también antiimperialistas.
Estas imágenes las hemos tomado del libro México a través de los siglos que en edición  príncipe publicó la casa editorial Barcelonense Ballescá en 1884, bajo la dirección del general Vicente Riva Palacio, en cinco tomos. Enciclopedia monumental por su forma y contenido literario. Según sus mismos autores se trataba de Historia general y completa del desenvolvimiento social, político, religioso, militar, artístico, científico y literario de México desde la antigüedad más remota hasta la época actual, —1884— superando totalmente las aspiraciones de su trabajo y tuvieron razón  al calificarla de Obra única en su género.
Estos acuciosos grabados nos trasladan a un México ya casi inexistente, pero nos muestran que somos los mismos  seres humanos los que seguimos viviendo y trabajando aquí, a los que nos toca hoy hacer la cuarta etapa, o tal vez con más exactitud,  la quinta transformación  de este México milenario y civilizatorio.



La difícil relación México-Estados Unidos

De las balas a los dólares

Nicolás Dávila Peralta
Segunda y última

Petróleo y Revolución
El descontento popular frente al autoritarismo porfirista se concretó con el levantamiento de Francisco I. Madero que llevó a la renuncia de Porfirio Díaz y al triunfo electoral del iniciador de la Revolución Mexicana. Fueron dos décadas de violencia e inestabilidad política que aprovechó el gobierno de los Estados Unidos para intervenir directamente en los destinos de México.
Descontento con Porfirio Díaz en los últimos años de la dictadura, Estados Unidos apoyó a Francisco I. Madero, pero también a él se debió su caída y asesinato.
Díaz cayó de la gracia de Estados Unidos, entre otras razones, por sus preferencias hacia las compañías petroleras inglesas sobre las estadounidenses. Sin embargo, una vez llegado al poder, Madero impuso un impuesto de tres centavos por barril de petróleo y ordenó que las petroleras se registraran y declararan el valor de sus propiedades, medidas que no fueron del agrado de los petroleros estadounidenses.
El autor intelectual de la caída de Madero fue el embajador de Estados Unidos en México Henry Lane Wilson. El 8 de febrero de 1913 se inició el ataque al Palacio Nacional por las fuerzas comandadas por Bernardo Reyes y Félix Díaz; diez días después, Madero fue apresado; Victoriano Huerta, el militar traidor, mandó avisar inmediatamente a Lane Wilson, con quien ya se había acordado que este militar asumiera la Presidencia de la República. Francisco I. Madero y el vicepresidente José María Pino Suárez, fueron asesinados el 22 de febrero. Desde luego, al gobierno de Huerta lo apoyaron las empresas petroleras estadounidenses.
Sin embargo, en el gobierno de los Estados Unidos, William Howard Taft concluyó su periodo presidencial y asumió el poder Woodrow Wilson, quien no simpatizó con el régimen huertista; el gobierno de ese país se mantuvo atento al desarrollo del conflicto armado en contra de Huerta y, una vez lograda la renuncia de éste, gracias a un incidente en el puerto de Tampico que llevó a Estados Unidos a tomar, en 1914 el puerto de Veracruz y al descontento de las petroleras por el incremento de impuestos del gobierno huertista, inició acercamientos con el líder de la Revolución Constitucionalista Venustiano Carranza, en cuyo asesinato habría que buscar la mano de Estados Unidos.
Nuevamente, el petróleo fue la piedra en el zapato de la relación de México y Estados Unidos. Carranza estableció varias medidas de control a la explotación del petróleo, entre ellas: el decreto del 19 de septiembre de 1914 que obligaba a las petroleras a presentar un avalúo de sus propiedades; la decisión, en 1915, de suspender nuevas obras y exigir que las empresas deberían solicitar al gobierno un permiso para ejecutarlas; y el establecimiento de la Comisión Técnica del Petróleo, destinado a orientar la política de México en relación con el petróleo.
El golpe más fuerte para las petroleras fue la puesta en vigor de la Constitución de 1917, que declaraba propiedad de la nación las riquezas del subsuelo y nulificaba los derechos de propiedad amparados por disposiciones que existían desde 1876.
Ante esta nueva legislación, Las empresas petroleras estadounidense tuvieron siempre el apoyo del gobierno de su país, el cual protestó ante el gobierno mexicano y en el Senado se llegó al grado de pedir al gobierno de Estados Unidos no reconocer al gobierno mexicano en tanto no derogara los artículos 3, 27, 33 y 130 de la Constitución. Las petroleras estadounidenses llegaron incluso a revivir el proyecto anexionista al proponer la creación de una república que comprendiera los estados de Sonora, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, el norte de Veracruz y la península de Baja California.
Los historiadores vinculan el asesinato de Carranza con las reacciones de las empresas petroleras estadounidenses, al señalar que en 1914 Manuel Peláez se rebeló en contra de Carranza, apoyado por las petroleras y el ejecutor del asesinato fue Rodolfo Herreno, elevado al rango de general por Peláez.
Tras el asesinato de Carranza, Estados Unidos se negó a reconocer el gobierno interino de Adolfo de la Huerta en tanto no cediera a varias propuestas a favor de la industria petrolera estadounidense. Triunfantes los revolucionarios de Sonora, Obregón flexibilizó las leyes referentes a la explotación petrolera.

Árbitro y algo más
El sucesor de Obregón, Plutarco Elías Calles, se enfrentó a otro conflicto: la confrontación con la Iglesia Católica que derivó en la guerra Cristera. Los obispos, desterrados en Estados Unidos, buscaron el apoyo del episcopado estadounidense para lograr la solución de una guerra que ellos no esperaban; el gobierno de Plutarco Elías Calles combatía a los alzados sin lograr vencerlos; fue entonces que entró nuevamente el gobierno estadounidense, a través del embajador Dwight Morrow, como operador principal del acuerdo de paz que se lograría en 1929.
La pacificación de México era importante para Estados Unidos, porque necesitaba un país en paz y un gobierno aliado para continuar invirtiendo en el país, pero principalmente para la seguridad de la industria petrolera.
El gobierno de Estados Unidos estuvo pendiente de la situación política del país durante el Maximato, hasta que Lázaro Cárdenas declaró la expropiación de las empresas petroleras. El gobierno estadounidense y las compañías petroleras reclamaron indemnización inmediata; al no lograrse, las petroleras apoyaron la rebelión de Saturnino Cedillo y mantuvieron la presión sobre el gobierno mexicano para el pago de las indemnizaciones.
Después del gobierno de Lázaro Cárdenas, los Estados Unidos cambiaron su estrategia de influir y controlar a México. Dejaron atrás la anexión de territorio mexicano por una política de control económico que abarca el establecimiento de empresas transnacionales, de hoteles y residencias para sus connacionales en centros turísticos y, el ingreso a México en el esquema neoliberal que le ha permitido al país del norte influir de manera directa en las decisiones política y económicas del gobierno Mexicano, cuyo triunfo reciente fue la reforma energética que ha coronado la estrategia petrolera estadounidense sobre México, al convertir a México en exportador de crudo e importador de gasolina, gas y diesel.
Hoy, con el gobierno estadounidense presidido por Donald Trump, México ha sido víctima del desprecio, agresiones verbales y acciones en contra de los mexicanos residentes en Estados Unidos; acciones a las que el gobierno mexicano ha respondido tibiamente, si no es muchas veces con la sumisión. De este modo, se ha hecho realidad la afirmación de Mario Gil: en lugar de balas se disparan dólares y el resultado es el mismo.1

[1]Gill, Mario. Idem.




Nicolás Copérnico

Luis Rivera Terrazas
Segunda de tres partes

Claudio Tolomeo, de Alejandría —alrededor del año 140 d. C.—, fue el último y el más grande de los astrónomos griegos, y con él la astronomía antigua alcanza su máximo desarrollo. Su obra, llamada Almagesto, continuó siendo durante más de diez siglos el texto básico de referencia para cualquier problema astronómico, y es uno de los libros que mayor influencia han ejercido en la historia de la ciencia. Tolomeo substituye las esferas cristalinas de Aristóteles por los epiciclos para explicar tanto los movimientos de los planetas como las grandes variaciones en brillo que éstos sufren en diferentes posiciones. La Tierra continúa colocada en el centro del universo y los epiciclos siguen siendo una concesión a la vieja idea griega del movimiento circular perfecto.
Entre la publicación del Almagesto y la muerte de Copérnico transcurre, aproximadamente, catorce siglos y esta última fecha marca la frontera entre la Edad Media y el mundo moderno. Durante este período no hubo ningún descubrimiento astronómico importante. Las matemáticas habían realizado avances importantes y se mejoró considerablemente el arte de la observación, pero la astronomía teórica no sólo se estancó sino que incluso retrocedió, durante los primeros siglos de la Edad Media, a las peores formas de pensamiento irracional anticientífico. El esquema tolomaico fue olvidado.
Antes del declinamiento y destrucción del Imperio Romano se había iniciado la embestida en contra del pensamiento griego y en ninguna rama del conocimiento fue tan sensible el deseo de barrer con la ciencia antigua como en el campo de la astronomía. Una interpretación estrecha y literal de las Sagradas Escrituras, con el consiguiente rechazamiento de todo aquello que no pudiera ser reconciliado con el dogma teológico, era la base de la construcción teórica del mundo. Sólo al final de la Edad Media hubo un cambio de actitud, más aparente que real, hacia el método de investigación.
La primera reacción de la iglesia primitiva fue una actitud de completa indiferencia por los problemas astronómicos en virtud de la doctrina, predominante en el nuevo testamento, de que el Cielo y la Tierra serian destruidos y en su lugar, se levantaría un nuevo cielo y una nueva tierra. Pero a medida que transcurría el tiempo y este milagro no se realizaba renacía el interés por los problemas cosmológicos, pero encaminados en un sentido diametralmente opuestos a la mejor tradición filosófica de los griegos. Es muy probable que fueran San Clemente de Alejandría —alrededor de 200 d. C.— el primero en creer que el tabernáculo hebreo era una representación alegórica de todo el universo. Sin embargo, no se mostró hostil al conocimiento adquirido por los griegos.
Entre los peores adversarios del pensamiento antiguo se encuentra Lactancio para quien las virtudes de los gentiles no eran sino espléndidos vicios. Publicó siete libros llamados Divine Institutions, escritos posiblemente entre los años 302 y 323. En su tercer libro Sobre La Falsa Sabiduría De Los Antiguos dedicó el capitulo 24, a ridiculizar la doctrina de la forma esférica de la Tierra y la existencia de los antípodas. Severianos, obispo de Gabala, en su libro Seis Oraciones Sobre La Creación Del Mundo explica el esquema cósmico contenido en el primer libro del Génesis. Para Severiano el cielo no es una esfera sino una tienda o tabernáculo porque, como dice Isaias: El extiende los cielos como una cortina, tiéndelos como una tienda para morar. Además la Tierra es plana y el Sol no se mueve bajo ella durante la noche sino que viaja por las regiones del norte como si estuviera oculto por una pared.
El universo en forma de tabernáculo fue la idea predominante de los escritores patrísticos. Diódoro, obispo de Tarso, muerto en el año 394, en su libro En Contra Del Fatalismo se declara adversario de los ateos que creen en el sistema geocéntrico y demuestra cómo las Escrituras hablan de la creación de dos cielos, uno que subsiste con la tierra y otro arriba de ella. El cielo no es una esfera sino una tienda. San Jerónimo escribe con violencia en contra de aquellos que siguen la estúpida sabiduría de los filósofos.
En San Agustín —354-430— se observa una actitud de moderación respecto a la filosofía griega, ya que era un profundo conocedor y admirador de Platón. Respecto al cielo se enreda, como sus predecesores, en el absurdo problema de las aguas arriba del firmamento afirmando que éstas pueden estar en forma de vapor pero que, en cualquier caso, no hay que dudar de ellas porque la autoridad de las Escrituras es mayor que la capacidad de la mente humana. Por lo que concierne a la forma del cielo San Agustín no se compromete con ninguna teoría en particular, aunque reconoce que las alusiones bíblicas no pueden ser compaginadas con la creencia en un mundo esférico.
La historia del cristianismo primitivo termina con San Agustín, quien puede ser considerado como el eslabón entre el pensamiento cristiano antiguo y la especulación escolástica. A San Agustín se debe, en gran parte, el fortalecimiento del principio de autoridad de la iglesia, en materia de fe. Una decisión de la iglesia es una verdad en contra de la cual la razón humana no tiene calidad para revelarse y las Sagradas Escrituras tienen valor en tanto que están garantizadas por la iglesia. Este principio subsistirá, con fuerza irresistible, a lo largo de toda la Edad Media y será la fuente de graves conflictos de los cuales el iniciado por Copérnico, y rematado por Galileo, señala el final de los grandes antagonismos entre el conocimiento científico y el dogma teológico.
Aunque los padres de la iglesia combatieron la astronomía griega, unos de manera violenta y otros ignorándola simplemente, ninguno de ellos intentó substituirla por un sistema detallado que se ajustara a sus creencias teológicas. Esta tarea fue realizada por un laico llamado Kosmas, viajero y navegante que recorrió grandes extensiones del globo terrestre. Su Topografía Cristiana fue escrita posiblemente entre los años 535 y 547 y en ella se encuentran las ideas de los pensadores que le precedieron en dos siglos.
El libro de Kosmas carece en sí de importancia, pero es un, documento elocuente que revela cómo el pensamiento puede ser deformado por ideas preconcebidas, a tal grado que lo hace desechar evidencias aceptables a un para el puro sentido común. Es de suponer que Kosmas no fue un ignorante, pues habla con bastante soltura de los epiciclos de Tolomeo y siendo además viajero y navegante resulta verdaderamente inconcebible que no advirtiera la esfericidad de la Tierra a través de los cambios de altura sobre el horizonte que sufre la estrella polar al variar la latitud del observador.
La idea central de Kosmas es que el estudio del universo debe comprenderse tomando como modelo el tabernáculo hebreo construido por Moisés en el desierto. La descripción del tabernáculo exterior es una imagen del mundo visible mientras, que la descripción del tabernáculo interno aislada por un velo y como se expone en la Epístola A Los Hebreos, en representación del reino de los cielos. El velo es el firmamento que divide el universo en dos regiones: la Superior y la Inferior y puesto que la tierra está representada por la mesa del tabernáculo aquélla debe ser dos veces más larga que ancha y orientada de oriente a poniente. La Tierra está rodeada por un océano, el cual, a su vez, está rodeado por la tierra que fue el asiento del paraíso y la morada del hombre antes del diluvio.
Las paredes del cielo son cuatro planos perpendiculares a lo largo de los extremos de la tierra transoceánica y el cielo es una especie de semicilindro que descansa sobre las paredes norte y sur. El firmamento divide toda la estructura en dos compartimientos, siendo el inferior la morada del hombre y de los ángeles, mientras que el superior es la residencia de los bienaventurados. La tierra, el escabel (estrado) del Señor, se encuentra en el fondo de la estructura, mientras que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas son transportadas, diariamente por debajo del firmamento, por ángeles dedicados especialmente a esta tarea.
La salida y puesta de los astros requiere una explicación especial. Como es posible pasar por debajo de la tierra, Kosmas supone, como Severiano, que el sol se oculta durante la noche por el norte, donde se encuentra una enorme montaña cónica que lo oculta y para que esto resulte plausible Kosmas se toma el trabajo de demostrar que el sol es mucho más pequeño que la tierra.
La escuela de Kosmas siguió floreciendo incluso hasta fines del siglo VII o principios del siglo VIII, pero por esa época surge de nuevo temerosamente la idea de la redondez de la tierra. Uno de estos primeros pensadores es el venerable Beda —673-735—, monje inglés, quien en su tratado De Natura Rerum establece explícitamente la forma esférica de la tierra admitiendo, además, que el sol es mucho más grande que la tierra. También son dignos de mencionar a Virgilio de Salzburg —?-†785— y al monje irlandés Dicuil quien terminó su compilación geográfica llamada Liber De Mensura Orbis Terrae en 825, en donde refiere las experiencias geográficas de los misioneros irlandeses que visitaron Islandia. Es decir, en el siglo IX habían sido de nuevo incorporados a la cultura de esa época tanto la idea de la redondez de la tierra como el sistema geocéntrico.
Hacia la mitad el siglo XII las traducciones árabes de Aristóteles habían empezado a ser introducidas a Francia junto con ellas los comentarios de Alejandro de Apodicia —200 d. C.— y de Simplicio. De esta manera los trabajos de Aristóteles se difunden por Europa y contribuyen a desarrollar la manía de enciclopedismo tan característica del siglo XIII. Al principio la iglesia se opuso terminantemente a este movimiento y en el concilio provincial realizado en Paris, en 1209, se decretó la prohibición de leer, tanto en público como en privado, los libros de Aristóteles asi como los comentarios sobre ellos. En 1215 esta prohibición fue renovada, pero una nueva actitud se imponía gradualmente obligando a que, 1254, se levantara en parte la prohibición. posteriormente fueron difundidas extensamente por Europa nuevas traducciones directas del griego a solicitud de Alberto Magno —1193-1280— y de Tomás de Aquino —1227-1274—.
En el siglo XIII se había logrado construir, por fin, un nuevo sistema cosmológico sagrado que podía ser considerado como la última palabra sobre la revelación. Tres grandes hombres contribuyeron poderosamente a su estructuración.
En primer lugar se encuentra Dionisio, el Aeropagita, un ateniense a quien la leyenda considera convertido al cristianismo directamente por San Pablo. Ahora se sabe que la obra de Dionisio es apócrifa, pero en aquellos tiempos era considerada como un tesoro de inspiración, circulando ampliamente por Europa en el siglo IX. En ellas se desarrollan viejas ideas astronómicas pero lo más importante es la clasificación y jerarquización de los seres celestiales, ángeles, arcángeles, etc., cuyas características se encuentran diseminadas a lo largo de las Sagradas Escrituras.
El segundo de estos grandes teólogos fue Pedro Lombardo, profesor de la Universidad de París. Hacia la mitad del siglo XII publicó su colección de Sentencias o Proposiciones De Los Padres la cual permaneció, durante el resto de la Edad Media, como un manual universal de teología. En él se resuelve el problema de las relaciones del hombre con el universo.
Así como el hombre fue hecho para el servicio de Dios, dice Pedro Lombardo, de la misma manera el universo fue hecho para servir al hombre. Por lo tanto el hombre se encuentra en el punto central del universo desde el cual puede servir y ser servido.
Así pues, la posición central del hombre y junto con él la de la tierra es elevada a la categoría de una verdad absoluta. El significado de este punto de vista se dejará sentir con toda su fuerza en los tiempos de Galileo.
La gran triada de pensadores culmina con Santo Tomás de Aquino quien en la segunda mitad del siglo XIII termina la más grande enciclopedia teológica conocida hasta la fecha, llamada Summa Theologica. En ella se establece, totalmente desarrollada, la sagrada teoría del universo. Aunque Tomás de Aquino estaba plenamente convencido de que la revelación es la más importante fuente de conocimientos sin embargo consideró que tanto la revelación como la razón humana son dos caminos separados en la búsqueda de la verdad. Su comentario sobre el libro de Aristóteles, De Coelo, es interesante y mucho más claro que el de Simplicio. Al hablar de la posición de la tierra, en reposo en el centro del mundo, menciona los argumentos de Tolomeo adujo. Es así como basado en la gran autoridad de Santo Tomás de Aquino se reinstala, en el marco del pensamiento escolástico, la teoría cosmológica de Tolomeo lo que indudablemente representó un gran progreso. Es decir, se había roto con la vieja dogmática intransigente de los siglos anteriores quedando abierto el camino para el auténtico conocimiento científico. Pero aún quedaba un largo y difícil camino que recorrer para lograr la total emancipación del pensamiento.
Una imagen perfectamente clara de los conceptos cosmológicos que prevalecían en los últimos siglos de la Edad Media se encuentran en la Divina Comedia. La tierra es ahora un globo colocado en el centro del universo y rodeada por siete esferas cristalinas concéntricas para el Sol, la Luna, y los cinco planetas entonces conocidos. La octava esfera, la de las estrellas fijas, a su vez se hallaba rodeada por una novena esfera considerada como el asiento del Primum Movible y, finalmente, encerrando a todo el sistema de esferas se encontraba el Empirio que servía de frontera entre la obra de la creación del gran vacío exterior. En esta última esfera estaba el trono de Dios hacia quien subía la música de las esferas a medida que estas se movían en torno a la tierra inmóvil.
Como contrapartida teológica aparecen el infierno y el purgatorio. El primero es una cavidad cónica que llega hasta el centro de la tierra y en cuyas paredes se encuentran los lugares de castigo dispuestos en círculos de radio gradualmente decreciente. En el vértice del cono, que coincide con el centro de la tierra, se halla Lucifer en otro tiempo príncipe de los serafines. El purgatorio es una colina cónica que emerge del océano en un punto diametralmente opuesto a Jerusalén que es el ombligo de la tierra firme.
A esta estructura material se superponía una superestructura espiritual formada por tres triadas de ángeles; una al servicio de Empirio, otra al servicio del cielo y la tercera al servicio de la tierra. A cada una de estas criaturas celestiales, además de su obligación de entonar continuas alabanzas a Dios, se les encomendaba una tarea más práctica. Los serafines eran los encargados de guiar el Primum Mobile, los querubines empujaban la .esfera de las estrellas fija, los tronos se entendían con el movimiento de la esfera de Saturno, y así, sucesivamente, en escala descendente hasta llegar a la esfera de la Luna que estaba a cargo de los ángeles comunes y corrientes.
Toda esta concepción teológico-física reflejaba fielmente la estructura jerárquica y petrificada de la sociedad medieval en la que todo estaba ordenado por rangos y lugares y en la que cada jerarquía ejecutaba una función bien definida de acuerdo a su rango y dignidad. Por encima de todo se encontraba el Dios Trino rodeado de serafines, querubines y tronos, así como el Papa en la tierra, sentado en el trono de San Pedro, se halla rodeado de cardenales. A las tres grandes órdenes de ángeles en el cielo corresponden, en la tierra, las tres grandes órdenes de obispos, sacerdotes y diáconos, y todo el sistema de esferas está sujeto al Primum Mobile de la misma manera que el sistema feudal se encuentra sujeto al emperador.
De esta manera se había satisfecho la necesidad expresada elocuentemente por Santo Tomás de reconciliar la fe y la razón, en el campo de la astronomía el resultado fue la estructuración de un mundo muy complejo pero razonalmente ordenado, mantenido dentro de la más estricta ortodoxia.
Este es a grandes razgos el cuadro conceptual del universo al que se enfrenta el joven Copérnico cuando, bajo la dirección de Doménico María da Novara, se inicia en el estudio de la Astronomía en la Universidad de Bolonia. Pero en medio de esta atmósfera de superticiones y prodigios, de dogmatismo y de supeditación incondicional a la autoridad, empiezan a soplar los nuevos vientos del humanismo que arrastran consigo una nueva actitud que se manifiesta en un vehemente deseo de liberación del dogma y en la convicción cada vez más arraigada de que el mundo es cognocible a través de la ciencia y el arte. Roger Bacon —1214-1294— en su Opus Majus fue el precursor de esta rebelión intelectual planteando una reforma en la filosofía natural mediante la eliminación de la ciega sumisión a la autoridad y, conjuntamente, por el establecimiento del valor de la investigación matemática asistida por la experimentación.





La Importancia de Café Tacvba en la Cultura Mexicana Contemporánea

Verónica Galicia Ramírez
Karla Maryleth Castillo Nieto
Omar Antonio Ponce Carrillo
Primera parte

El regreso histórico necesario para encontrar razones pero no orígenes sobre Café Tacvba es impreciso. Tenemos un año —1992, fecha oficial del lanzamiento de su primer disco—, tenemos días, fechas, incluido un listado de presidencias republicanas, Regidores de la CDMX… ¿y eso qué? Bueno, también es relevante. Es relevante conocer el México social, político y cultural que nos moldea a su imagen y semejanza, y en contra del cual buscamos entonces autodefinirnos críticamente, como lo ha venido haciendo desde hace más de 25 años esta agrupación musical.
La contraparte, la idea artística de innovación musical, documenta simplemente el hacer y crear, y ofrece una forma de lenguaje distinta a la que en los 90´s determinado sector —en primera instancia— y principalmente sus oídos, estaban acostumbrados a escuchar, y con sus cuerpos a moverse al ritmo de su entonces cotidianidad. Los 90’s fueron años de mucha fiesta, de muchas drogas, de mucho desmadre. Para el mexicano existía un rock bueno pero por momentos anacrónico que rayaba muchas variantes, más o menos locas, introspectivas; pensemos en Caifanes, los comienzos de Maná, Maldita Vecindad, Las Víctimas del Doctor Cerebro, La Lupita, etc.
Es curioso, no gustamos de meternos tan de fondo en el significado de una canción en el sentido lírico, buscando quizás coherencia entre las letras, al mexicano simplemente le gustan las rolas o no le gustan. Y a la gente simplemente le gustó Café Tacvba.
Café Tacvba es grande, su grandeza reside en su propensión de ser diferente y tener de vocalista a Rubén Albarrán con un instinto salvaje para mezclar tradición, cultura y todo aquello que pasa por sus mentes, sin precisamente encajar en algún contexto. Si encajar en el contexto hubiera sido lo primordial otra sería la historia de la banda, no nos adelantemos, ni afirmemos anticipadamente teorías musicales inexistentes; concentrémonos solamente en la melodía tan pegadiza que de ellos emana, y que nos acurruca en una laguna de indefinición permanente.
¿Qué significan los colores, los disfraces, las letras, los títulos, el ritmo? La música no debería definirse como a una fórmula matemática, y no es que tengamos algún problema con aquellas. Veámoslo desde este enfoque: el arte es impredecible, es una ola de figuras y sensaciones, baila cual viento en primavera en los árboles; y la música, sin esperar menos, es eso, es un baile que sacude el alma, es una forma de vida, o al menos de vivirla.
La historia retrata el sexenio de Carlos Salinas de Gortari —1988-1994— entre protestas por el fraude electoral con el que le arrebató el triunfo a Cuauhtémoc Cárdenas. A nivel político y social, el descontento de la gente fue mayúsculo a medida el PRI asumía la presidencia una vez más, contribuyendo en hora buena la larga pero casi culminante trayectoria de dicho partido en el cumbre del poder político, además de que se confirmaba la existencia de un gobierno autoritario en México.
Y es que los 90´s es la época en la que se implanta el Tratado de Libre comercio —TLC— con Estados Unidos y Canadá, para formalizar modos y formas de los intercambios mercantiles, económicos entre dichos países. Una época donde la unificación social era lo que faltaba y falta no menos que antes hoy día. Si la cohesión social en un gobierno determina su eficacia, la corrupción y los desvíos de recursos económicos propios de la época no ayudaron mucho a la conformidad del pueblo mexicano ante sus gobernantes.
En todo gobierno, la cuestión política que convence, o por lo menos sobre la que nadie puede estar explícitamente en desacuerdo, es la erradicación de la pobreza de la gran mayoría de la población que conforma el país, visto esto como una exigencia social que trasciende incluso el discurso de la izquierda, podemos entender que cuando Café Tacvba escribe, parece que está pensando en la clase proletaria, parece que piensa como México mismo piensa. De ahí que la conciencia social brinque, se transforme y catalice en un estilo musical, que nada que ver con una canción de protesta; pero sí que te confronta con aquello que te hace sentir mal, que detestas, aquello en lo que un mexicano contemporáneo está en desacuerdo.
El arte decía José Revueltas, refleja y proyecta un contenido, refleja sentimientos históricos, proyecta una emoción y eso a su vez, crea una necesidad de crítica social. Alimenta cabezas para nutrirlas con los ojos más abiertos cuando uno mira, cuando uno observa las diferencias entre clases, entre economías, y cómo dichas variaciones influyen en un modo de vida predeterminado según época y año del que se esté hablando. Café Tacvba no improvisa para nada, finalmente es eso, un espíritu de crítica y reinvención cultural, y que se mira de la forma más conveniente o no posible.

Café Tacvba —1992—
Con esa motivación de plasmar la identidad mexicana como su sello personal, Café Tacvba nos expone un plano acústico muy apegado al estilo punk con tintes de lirica algo relajada.
Y no solo el punk coexiste con este Café Tacvba joven. En el disco se entremezclan el son, el rock, el sonido psicodélico, el ska, que no dejan a su vez de remitirnos a otras obras en su momento contemporáneas, como El Circo —1991— de Maldita Vecindad y Los Hijos el Quinto Patio, y El Silencio —1992— de Caifanes.
Este álbum principalmente nos muestra la primera cara de ellos, esa locura que hoy en día los caracteriza, sin dejar atrás este delirio e ironía con algunas canciones, tales como María y un tributo a el libro de José Emilio Pacheco Las Batallas en el Desierto la cual se llamó Las Batallas.
Resultan por demás interesantes sus alusiones a la heroína, la negra como la conoce la raza, en la canción Noche Obscura. Todo el disco delira explosión, fiesta, urbanidad, sonidos autóctonos que se actualizan en la caja de ritmos de Meme.
La imagen del disco se caracteriza por estos colores tan llamativos que representa en la cultura mexicana: En la portada podemos encontrar el título con unas letras un tanto abstractas, las cuales pueden simbolizar esta imagen loca y espontanea de ellos, por consiguiente la imagen que la representa muestra a los cuatro integrantes —cada uno con objetos muy particulares— en donde Rubén —Rubén Isaac Albarrán Ortega, 1967— lleva portando en los brazos un xoloitzcuintle el cual es el perro más representativo de las culturas tlaxcaltecas, mayas, zapotecas, mexicas entre otras. De lado izquierdo nos encontramos a Meme —Emmanuel del Real Díaz, 1969—, donde simplemente lo vemos sonriendo y sentado en una silla con aires artesanales mientras un espejo está detrás de él. Debajo están los hermanos Rangel, de lado derecho está Joselo —José Alfredo Rangel Arroyo, 1967—, el cual, al igual que Meme está sentado en una silla, sólo que la ilustración de él está un poco más distintiva, ya que ya que a él lo podemos observar con una copa —quizá de vino, quizá algo más como mezcal— y a sus espaldas unas plantas muy características de los jardines de muchas casas mexicanas. Y por último tenemos a Quique —Enrique Rangel Arroyo, 1969— con algo muy peculiar y sumamente representativo en las culturas veracruzanas y tabasqueñas, la cabeza olmeca.
Es este entonces un Café Tacvba que sueña eróticamente con el sexo femenino de su propia raza nativa, que desdeña lo europeo por mamón, que busca enraizar en su propia cultura, no obstante que conoce la Colonia Samborns, típico gesto burgués de una juventud citadina de pretensiones de clase media. Pero Café Tacvba va más allá: relata incluso la experiencia de aquellos curiosos personajes urbanos de cada ciudad, por ejemplo, El Catrín; que en el caso de la ciudad de Puebla hablaríamos de un Guauchis, Leonardo, o el pelón bailador de los audífonos.
Son épocas de escuelas públicas, de amores y desamores, es el comienzo del organismo cultural que entendemos como Café Tacvba, que parece referir por última ocasión al lugar original por el que deben su nombre: un restaurante clásico del centro de la CDMX. Sin olvidar que el establecimiento original se denomina Café Tacuba, y que la sustitución de u por v se da para evitar problemas legales por el nombre, y con esto se crea un nuevo concepto en el castellano del México actual, el concepto del Tacvbo.
Es entonces el Tacvbo de esta primera etapa un alma universitaria de la educación pública superior —UAM—, que relata una vida antrealPlaza Garibaldi, la zona de La Zonaja— de una ciudad particularmente marcada por la decadencia, nostalgia y el crimen. Los tacvbos entonces se divierten de lo que pretendidamente no divierte a nadie, y entonces devienen en crítica cultural de su propia sociedad al retratarla simplemente como lo que ellos vieron y atestiguaron que pasó. En eso radica la creatividad cultural de la primera etapa de la banda, la sencillez mexicana para decir las cosas como son, e interpretar musicalmente la realidad urbana del centro del país, como tan bien lo hicieran en su momento Rodrigo González, Chava Flores o Amparo Ochoa.





Puebla y sus festividades de Todos Santos

Dra. Ana María Teresa García García*
Dr. Mauricio Piñón Vargas

El Día de los Muertos en la capital poblana, ha sido una fecha sumamente importante desde hace muchos años. Era de tradición visitar la casa de la cultura justo el día primero de Noviembre en donde diversas instituciones colocaban ofrendas de muertos desde perspectivas contemporáneas o tradicionales, a los niños de aquel entonces, quienes dejaron un recuerdo imborrable.
Esos niños, hoy en día, han visto aumentar y diversificar la oferta en cuanto a las atracciones y actividades del Día de Muertos, en el denominado Corredor de Ofrendas, donde por ejemplo, actualmente se puede asistir al desfile de catrinas, que resulta una actividad bastante lúdica. Asimismo, se ofrece la visita a las ofrendas monumentales en diversos puntos del primer cuadro de la ciudad de Puebla, que permite al mismo tiempo de conocer puntos de importancia de la Angelópolis, maravillarse de las monumentales ofrendas, donde el trabajo de cartonería destaca por su detalle y fineza.
Diversos barrios de mucha tradición hacen lo propio, como es el caso del Barrio de Santiago, La Luz, El Alto o en la colonia La Libertad, los que realiza sus propios eventos, donde se invitan a los vecinos del barrio o de la colonia a sumarse a recordar a sus muertos, eventos en donde todos los visitantes son bienvenidos.
Otros lugares icónicos que permite contemplar la majestuosidad de las tradiciones mexicanas en el Día de los Muertos, es en el Barrio del Artista, en donde todos los artistas que trabajan diariamente en sus estudios, realizan sus propias ofrendas para que sus visitantes puedan observar su propia visión de esta celebración, algo que resulta bastante agradable, ya que se unen a la celebración, cantantes, músicos y danzantes, quienes completan la experiencia.
También se ha diversificado la oferta de actividades para los jóvenes en diversos bares, establecimientos de alimentos y bebidas de la ciudad, o incluso establecimientos especiales, que se organizan para realizar fiestas temáticas, concursos de disfraces relacionados con las fechas, que cabe aclarar que son más de tradiciones de Halloween que del Día de los Muertos.
Una de las atracciones que ha llamado la atención muy recientemente es la apertura de la La Casa de los Enanos en la Avenida Juárez, en donde en un entorno de misterio y de leyendas, esta casa después de muchos años, abre sus puertas para ofrecer a sus visitantes experiencias muy de acuerdo con las fechas.
Lo que muchos poblanos y personas que visitan Puebla, deberían de conocer y visitar, es por supuesto, la apertura de criptas de algunos de los recintos más viejos de la ciudad, como lo es en la catedral, que solamente durante estas fechas se abren con el fin de que los asistentes puedan visitar a los residentes perpetuos de la construcción católica más icónica e imponente de la ciudad. Además, otros lugares de características semejantes, permiten la visita a las criptas, e inclusive el Museo de Santa Mónica, presume de esta actividad. Lo que hace al 2018, un año perfecto para realizar esta visita.
Y como último, pero no menos importante, es la gastronomía que solo se puede disfrutar en estas fechas, ya que desde hace algunas semanas se pueden encontrar en las panaderías y dulcerías las tradicionales hojaldras —pan de muerto—, el pan de la temporada, que en el 2018, han tenido su parte divertida, en donde gracias a la moda de fusionar distintos tipos de panes, como las famosas manteconchas, las hojaldras no se quedaron atrás, pudiendo encontrar variedades como las mantemuerto, mantecadas con los huesitos tradicionales de las hojaldra, o las conchaldras, conchas, coronadas con los huesitos.
Por lo que los niños que se asombraban de las ofrendas hace algunas décadas y que actualmente son adultos podrán disfrutan, al mismo tiempo de toda la familia de las nuevas actividades que tiene la ciudad de Puebla para seguir disfrutando de nuestras celebraciones del Día de Muertos.

*Universidad del Valle de Puebla





Una maravilla en vías de extinción
Oceloxochitl

Alfonso Hinojosa

La flora silvestre de México es rica y variada, desafortunadamente algunas especies se están extinguiendo debido a varias causas; entre ellas está la expansión de la mancha urbana, por los incendios temporaleros de las áreas boscosas, por la quema de pastizales que se salen de control, por el abuso de herbicidas en los campos de labor, por la contaminación del agua de lluvia, por la sobre explotación de plantas con propiedades medicinales, etc.
Es el caso de una planta de flores hermosas que nuestros antepasados indígenas la conocieron como cacomitl, de flores amarillas y raíz bulbosa parecida a una cebolla chica, se cocía y se vendía en los tianguis; su sabor se dice se parecía a la castaña asada; Francisco Hernández. Historia natural de la Nueva España, vol. 1, pag. 225, UNAM 1958.
Madame Calderón de la Barca comenta que en una visita, que hizo a Cuernavaca, tierra caliente y a Puebla que al salir de Atlacomulco, hacia Matamoros: Vimos aquí las más bellas flores hasta ahora vistas; púrpura, blanca y color de rosa, una de ellas, probablemente la flor llamada oceloxochitl o cabeza de víbora; otras de fulgurante escarlata; estas rojas de rayas blancas y amarillas con nombre indio que quiere decir: flor del tigre, las hay con botones de color rosa y otras del más purísimo blanco. Madame Calderón de la Barca. La vida en México. Edit. Porrúa. Pag.281.
En el libro Atlas Cultural de México. Flora. S.E.P. I.N.A.H. Planeta pag. 206 se leen más datos de la oceloxóchitl, hay en Sonora, Chihuahua, Nuevo León, de Tamaulipas a  Chiapas, y se usa en medicina tradicional. Diversas especies más de Tigrídea pavonia en México y todas se caracterizan por sus flores tan hermosas, como efímeras.
Por lo anterior la demanda para ornar jardines es nula, solamente los que conocen el ciclo de vida de la planta y de la flor efímera dedican una parte del jardín para darle continuidad a esta bella flor. ¡Y ojalá fueran muchos! Él que esto escribe cultiva la multinombrada planta, y tengo de color rojo, amarilla, y fiusha; ¡Ya no sé que hacer con tantas,  se multiplican mucho!





La Comedia de Muñecos su arte
Yolanda Jurado Rojas, galardonada

Berenice Reyes J.

La mañana de domingo 14 de Octubre dio inicio el Festival Internacional de Títeres Rosete Aranda. Este año el festival cumple 33 años de regalarnos sonrisas y risas a niños y adultos. Para esta edición el  Instituto Tlaxcalteca de Cultura —ITC— y el gobierno del estado de Tlaxcala, programaron más de  261 espectáculos gratuitos en los 32 municipios de estado,  se  apreció una enorme variedad de funciones de grupos titiriteros de países como Rusia, Turquía, Brasil, Argentina, Venezuela, España y por supuesto México.
El evento inaugural estuvo a cargo del titular del ITC, Juan Antonio González Necoechea y del secretario de Educación Pública, Manuel Camacho Higareda, quienes este años entregaron la presea Rosete Aranda a Yolanda Jurado Rojas por su destacada trayectoria como investigadora en el ámbito del teatro de títeres mexicano.
 La presea Rosete Aranda, se otorga a personalidades que ha sobresalido pro sus actividades  teatrales o por las aportaciones que  han realizado al campo del teatro de títeres, entre otras personalidades que ha recibido la presea, Germán List Arzubide —1889-1998—; el distinguido poblano, promovió el movimiento estridentica  junto con Manuel Maple Arce.
Dentro de las aportaciones que hizo al teatro guiñol, podemos citar la obra, Comino vence al diablo —1930—, obra que ha tenido difusión internacional.
Yolanda Jurado Rojas es doctora en Historia por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y pertenece al Sistema Nacional de Investigadores —SIN—. Entre sus libros podemos destacar su estudio titulado La Comedia de muñecos estudio histórico, literario y crítico —2015— el cual de manera dinámica pero, sin perder el rigor académico aborda la cultura titiritera de México durante los siglos XVIII y XIX.   Además ha publicado Literatura, ideas y emociones hechas palabras —2010—; Teatro de títeres durante el Porfiriato —2004—; También ha colaborado en la publicación del libro Dictatorships in the Hispanic World: Transatlantic and Transnational Perspectives —2013— Ha participado en revistas internacionales como: The Americas y la revista alemana Humboldt.
El Festival Internacional de Títeres —Rosete Aranda— busca consolidar y fortalecer el patrimonio cultural de Tlaxcala llevando la cultura titiritera a zonas vulnerables, de tal manera que en está edición se presentaron funciones en 10 espacios alternativos, como hospitales, asilos, albergues, y por primera ocasión la Casa Migrante de Apizaco.
Yolanda Jurado Rojas, compañera asidua colaboradora por más de 20 años de bulevar, doctora en Historia, maestra en Lengua y Literatura por la Universidad de las Américas Puebla. Profesora de la Facultad de Estudios Superiores Aragón. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores. Sus líneas de investigación son: historia del teatro, lenguaje y escritura académica. Es profesora en el  Posgrado en Pedagogía en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM y del  Instituto Jaime Torres Bodet. Felicidades y un fuerte abrazo compañera y amiga.






Literatura teatral de la comedia de muñecos*

El público no asiste al teatro para encontrar la realidad; al contrario, procura evitarla en un mundo de encanto y ensueño.
Everett W Hesse, La comedia y sus intérpretes

Los muñecos articulados o títeres debieron originarse para explicar los grandes misterios del ser humano. Todos los pueblos han creado figuras articuladas que han sido utilizadas como intermediarias con sus dioses, algunas incluso son representaciones de esas deidades; sin embargo, no existe fecha o época determinada que indique su aparición ya sea para expresar una creencia, practicar un ritual o divertirse. El propósito de este apartado es analizar la comedia de muñecos y para lograrlo es necesario buscar el origen de este espectáculo en dos vertientes: la influencia europea y las manifestaciones de los rituales religiosos en la época prehispánica.
La creación del muñeco fue un proceso gradual, paralelo al desarrollo de la cultura de los pueblos. En Egipto, en sepulturas antiquísimas, se han puesto al descubierto una serie de representaciones de las diferentes ocupaciones de los egipcios, lo cual evidencia que los muñecos han existido desde los primeros siglos de la historia humana. En la antigua Atenas, Aristóteles refirió que el primero en construir un autómata ruidoso y una paloma de madera que volaba fue su coterráneo el filósofo y mecánico Arquitas; aseveración que se refuerza con el hallazgo de muñecos en excavaciones realizadas en Grecia. Los romanos, por su parte, también crearon diferentes tipos de muñecos. Y en Mesoamérica, las imágenes de figuras articuladas en las zonas arqueológicas de Teotihuacan y Cacaxtla dan fe del posible origen de la marioneta.
El teatro de muñecos necesitó de la construcción de una figura, dice el folclorista ruso Petr Bogatyrev,1 porque puede aparentar ser de carne y hueso, se le atribuye un nombre y tiene su propia expresión y característica, así como vestidos y rasgos individuales. No es casual que el niño narre las historias para su objeto inanimado. En todas las tradiciones populares del mundo se puede afirmar que los muñecos, llámense marioneta, títere, autómata o guiñol, son estatuas rígidas que no obstante pueden ser animadas por el ser humano, iconos que se convirtieron al correr del tiempo en el centro de una leyenda teatral hecha por el hombre.
Cuando las religiones se organizaron de tal manera que construyeron templos en los que las figuras de los dioses o de otros personajes, reconocidos como sagrados, tomaron su lugar en la iglesia, surgió la idea de animar esas estatuas en las fiestas anuales o bien de reproducir en miniatura hechos religiosos mediante narraciones.
El historiador Jaume Lloret Esquerdo anota:
Para ilustrar mejor los episodios de la Historia Sagrada se introdujeron en el culto figuras móviles de sencilla construcción: la Iglesia recomendó su utilización en el Concilio Quincex, celebrado en el siglo VII después de Cristo. Se trataba de hacer más entendible a los fieles los dogmas y misterios cristianos, al tiempo que se mostraba el poder de la Iglesia por medio de procedimientos teatrales espectaculares2
La religión católica cristiana creó imágenes como alegorías de Dios de los santos. En los retablos había figuras fijas a los altares de las iglesias que representaban una escena teatral. Por otra parte, durante las procesiones y los rituales de Semana Santa, se representa la Resurrección con imágenes de Cristo y también se recrea el encuentro entre la Virgen y Jesús, rituales que se ejecutan con gestos y actitudes absolutamente teatrales. En diciembre, los pesebres en las iglesias y casas particulares incluyen abundantes muñecos estáticos que representan la escena del nacimiento de Cristo. Francisco Porras señala que en la Iglesia la tradición de los muñecos animados nació al momento en que los sacerdotes ordenaron la representación del misterio de la Navidad3 Para ilustrar este acontecimiento se evoca con figuras el hecho religioso.

*Tomado del libro La Comedia de Muñecos, Estudio histórico, literario y crítico (siglos XVIII y XIX), 2015, Yolanda Jurado-Rojas, pags. 17 y 18.
1 Cit, por Roberto Ando, et al., Marionetas en el mundo, p. 1 1
2Jaume Lloret Esquerdo, Una Estética para el Teatro de Títeres, p. 1.
3 Francisco Porras, Títelles, teatro popular, p. 60.






ENCARTE
Gustavo Díaz Ordaz, orígenes de la matanza

En recuerdo de Joel y Enrique y de todos aquellos que quisieron y desean cambiar la sociedad y la vida con un impulso lleno de generosidad y valentía.

José Luis Naval Cid de León*   
                                      
Para comprender el porqué de esta salvaje violencia principalmente hacia las y los jóvenes mexicanos, no solo fue el dos de octubre del 68, la barbarie continúa hasta nuestros días, tenemos que buscar sus orígenes y su raíz política se sitúa en Puebla, en los años de 1937 a 1941, época de la dictadura de Maximino Ávila Camacho que fue gobernador de Puebla, años antes había sido jefe de Operaciones en Puebla —equivalente hoy a comandante de zona militar—, en la guerra cristera se destacó por su ferocidad y crueldad en el sometimiento de los cristeros, ejerció el poder concentrado en su persona de manera desmedida y lo más peligroso formó y se rodeó de un grupillo de  abyectos que instaló en el poder,  al morir, fueron ellos los que continuaron al servicio de los Ávila Camacho. Implementando la dictadura.
Maximino Ávila Camacho, general anticomunista y pre-priista, sometió al fuerte movimiento obrero/campesino de su época, asesinando a sus líderes independientes e imponiendo a gánsteres en los sindicatos y centrales obreras como Blas Chumacero, CTM , Antonio J. Hernández, CROM,  Manuel Rivera Anaya, FROC, y formó la cadena de periódicos nacional encabezada por el coronel José García Valseca y la banca privada con Bancomer de William Oscar Jenkins y Manuel Espinoza Yglesias, además con Gabriel Alarcón forman la Cadena de Oro compuesta por los cines Reforma, Guerrero y Colonial, en tanto que el Coliseo, el Variedades y el Constantino eran administrados por los hermanos Espinosa Yglesias.
Lo más grave, sus operadores políticos fueron; Gonzalo Bautista Castillo, el militar Rafael Moreno Valle, y el más conocido nacionalmente Gustavo Díaz Ordaz, genocida confeso de la matanza del 2 de octubre de 1968 en la Ciudad de México.
Son tres periodos  de los largos años de la dictadura ávilacamachista: el primero de 1937 a 1960, final del sexenio del último de los Ávila Camacho el general Rafael, donde sus gobernadores fueron apoyados y sostenidos por la burguesía local y el clero político  en una paz social simulada.
El segundo  de 1960 a 1981, marcado por el combativo movimiento de Reforma Universitaria, donde  la ultraderecha estatal y nacional, no pudieron reponer ni consolidar su poder y sus gobernadores fueron cayendo uno a uno, seguido por tres gobernadores impuestos directamente por la Presidencia de la República, dos de ellos, incluso, bajo sospecha de no tener un origen poblano, uno de Guerrero y otro de Tabasco, así se llega a la víspera del nuevo siglo.
Es necesario explicar un poco este periodo de 18 años en el que se interrumpió la hegemonía de la burguesía poblana  ultra derechista y confesional, viéndose obligada a capotear al poderoso movimiento de Reforma Universitaria estudiantil y popular con 8 gobernadores entre ellos 2  generales, al hilo y todos  fracasados  en abortar esa Reforma. Los universitarios de los inicios de esos años sesenta,  con su rebeldía dieron un giro a la historia poblana y a su universidad al luchar contra su mundo provinciano esclerosado, sostenido por las fuerzas derechistas conservadoras que se sentían muy cómodas  con la dictadura, por ello fue un movimiento libertario de gran dimensión cultural.
En esos años Puebla es una ciudad  totalmente cercada por el clero político y sus grupos clandestinos fascistas, como el Frente Universitario Anticomunista (FUA), el Muro, antecesor del Yunque, en un contexto social de crisis económica y división clasista con una mayoría de trabajadores y obreros de la industria textil, ferrocarrileros, maestros y empleados todos ellos depauperados con la crisis económica.
A finales de los años cincuenta los maestros de Otón Salazar Ramirez y los ferrocarrileros Vallejistas se movilizan y logran apoyo de los estudiantes más conscientes que participan en acciones solidarias con la población, al oponerse a los aumentos en el precio del transporte público, o al costo del pan, Enrique Cabrera baja con sus compañeros estudiantes todas las placas con el nombre de Maximino Ávila Camacho de la nomenclatura, al eje oriente de la ciudad de Puebla, en una textura de salvaje guerra fría anticomunista de los años cincuenta. Ya en este siglo los panistas oficialmente le ponen Juan de Palafox y Mendoza.
Pero es necesario destacar la conmoción causada en el año de 1957 en las mentes inquietas y abiertas de los jóvenes de ese tiempo al saber, que por primera vez el Hombre en su historia, ponía un artefacto salido de sus manos en una órbita en el espacio y que cualquiera lo podía comprobar al escuchar  la radio de onda corta en su orbitar  la Tierra  al satélite llamado SPUTNIK lanzado por los comunistas de la  UNIÓN SOVIÉTICA, el cuatro de octubre de 1957.
Otro hecho que hay que destacar que meses más tarde los barbudos de Fidel Castro Rus triunfan con su revolución el primero de enero de 1959 en Cuba, a 145 kilómetros del cubil del imperialismo estadounidense, obviamente que agitan las juveniles almas estudiantiles de México y Latinoamérica, estos dos acontecimientos, sobre todo este último, desborda el entusiasmo en los jóvenes universitarios poblanos; Zito Vera, Enrique Cabrera, Antonio Pérez y Pérez, Joel Arriaga y otros líderes más, promueven en Puebla la solidaridad a la triunfante Revolución Cubana.
En el inicio de 1961 en la ciudad de México las fuerzas progresistas encabezadas por el General Lázaro Cárdenas, ven la importancia de estructurar y organizar los movimientos espontáneos de masas latinoamericanas que apoyan y defienden a la Cuba revolucionaria, y hacen un llamamiento a los pueblos de Latinoamérica a participar en la Conferencia Latinoamericana por la Soberanía Nacional, la Emancipación Económica y la Paz, en México D.F. , del 5 al 8 de marzo de 1961, por México lo firma el General Lázaro Cárdenas del Rio, por Argentina el Ing. Alberto T. Casella y por Brasil el Dip. y Lic. Domingos Vellasco.
En Puebla el llamamiento de Cárdenas lo firman mayoritariamente estudiantes, pero ahora no son solo universitarios, hay normalistas, de bellas artes, de escuelas católicas, de secundarias, de normales rurales, también obreros textiles, ferrocarrileros, electricistas, albañiles, maestros, empleados, profesionistas. Un completo azulejo poblano, pero lo más importante para la derecha poblana hegemónica; las masas han dejado de estar bajo su control político e ideológico, salen a las calles trazadas a cordel de la Angelópolis a gritar ¡CUBA SÍ, YANQUIS NO!  ¡CHINGUE A SU MADRE EL FUA! —Frente Universitario Anticomunista.
El último de los generales Ávila Camacho llamado Rafael, instala en la gubernatura del estado a un propio de nombre Fausto M. Ortega y de Secretario General de Gobierno al Lic. Alfonso Vélez López para el sexenio 1957/1963. En 1960 le estalla el movimiento de Reforma Universitaria y en forma muy precaria logra terminar el periodo. Puebla ha cambiado en esos tres años, pero no Rafael Ávila Camacho, le ordena a Díaz Ordaz, su principal testaferro que ha logrado imponer como Secretario de Gobernación, que nombre candidato a gobernador para el periodo 1963/1969,  a otro de los suyos, el general Antonio Nava Castillo.
El objetivo es muy claro restaurar el orden militar de la dictadura ávila/camachista en Puebla ante el evidente fracaso de la administración del civil Fausto M. Ortega. Ya como gobernador este general puso como sus funcionarios principales del aparato gubernamental a militares, la policía quedó inmediatamente militarizada y aumentó el equipo antimotines a los granaderos para enfrentar y aplastar al movimiento estudiantil/popular.
La simulación de siempre, el progreso y el desarrollo económico para justificar la represión y los negocios, el nuevo gobernador militar decreta el aumento de impuestos estatales y un proyecto industrial sustentado como eje en una ley de pasteurización de la leche, instalando un monopolio en la cuenca lechera poblana, que encabezaba su hermano Gregorio Nava Castillo, dueño de las plantas Chipilo S.A. y Pasteur SCL., el senador Cue Merlo, el magnate de la industria cinematográfica Gabriel Alarcón, el ganadero Juan Blanca, en un contexto de un movimiento campesino en asenso, creyendo tal vez, que las palabras orden y progreso eran lo suficientemente mágicas para cambiar la realidad.
Ante la represión sistemática gubernamental, la organización de los lecheros poblanos busca apoyo y solidaridad con los estudiantes universitarios, la encuentra junto con la CCI que en Puebla es una organización de masas. En los meses anteriores el Partido Comunista ha organizado nacionalmente con éxito la Central Campesina Independiente —CCI—, su líder es Ramón Danzós Palomino, por cierto encarcelado el día 28 de octubre en Puebla en una bárbara represión contra los lecheros.
No es aquí el lugar para reseñar la política represora de este general ávila/camachista, que genera una enorme oposición activa, baste señalar que el 23 de octubre de 1964, al frente de una enorme manifestación, dos jóvenes abanderadas que enarbolan una, la enseña nacional y la otra la bandera de la Universidad Autónoma de Puebla, El Sol de Puebla  periódico origen e insignia de la cadena García Valseca escribió al otro día: —se calculan 230 mil personas en la movilización— Puebla en esos años escasamente rebasaba los 300 mil habitantes, apoyaban a los estudiantes los pueblos de todo el estado.
El general Antonio Nava Castillo  cayó seis días después, el 29 de octubre de 1964, a pesar que Gustavo Díaz Ordaz era ya presidente electo y estaría en funciones el 1º de diciembre de 1964, eran otros tiempos ¿verdad? En los nuestros Peña  perdió el poder mucho antes del 1º de julio. Hay que decir que la caída de este general desató un enorme júbilo, estudiantil y popular, de gran baile en el edificio Carolino y enorme multitud en marcha festiva jamás vista por las calles de la ciudad, las campanas  de la Compañía y Catedral sonaron al vuelo al compás de los cantos y la música popular, junto con el general cayó su violento anticomunismo.
Pero regresemos tres años antes. La invasión militar de tropas mercenarias de cubanos, planeada, organizada e instrumentada por Estados Unidos, invaden Cuba el 15 abril de 1961, para intentar crear una cabeza de playa y derrocar al gobierno revolucionario, fracasando  cuatro días después, los estudiantes poblanos el 16 salieron a las calles masivamente condenando en su mítin la invasión, demandando al gobierno estadounidense respeto irrestricto al principio de autodeterminación y no intervención de los pueblos.
La participación de la juventud estudiantil en actos políticos rompía por primera vez la tradición de los viejos cánones del claustro medieval de nuestra Alma Mater. Escribió en 1981 Antonio Pérez y Pérez,  uno de los líderes  universitarios en un análisis sobre la Reforma Universitaria. El 1º de Mayo de 1961 es tomado el edificio Carolino en el centro Histórico de la Ciudad, que albergaba la mayoría de las escuelas universitarias, por acuerdo de asamblea de un grupo de estudiantes encabezado por Zito Vera Márquez y los principales líderes universitarios y estallan la huelga por la Reforma Universitaria, desconociendo al Consejo de Honor, al Rector y demás autoridades universitarias.
Aquí mismo, en el Observatorio de Tonanzintla, la actividad de Luis Rivera Terrazas como maestro y astrónomo lo liga a la entonces llamada Universidad de Puebla, que culmina en fundar la primera Escuela de Física fuera de la UNAM en el año de 1950, siendo su director hasta 1954. Es un hito fundar una Escuela de Física dentro de las contradicciones de una sociedad perturbada por el sostenido control de las fuerzas derechistas, sumidas en su tradicional oscurantismo, que mantenían abiertamente a la dictadura regida por el Gral. Rafael Ávila Camacho.
Esa hazaña de impartición de una educación científica y democratizar la institución, ambos planteamientos propiciaron la expulsión del Maestro Terrazas de la Universidad de Puebla en 1955, con el pretexto de haber asistido a un congreso de astrónomos en la República Popular China, un país ya comunista, háganme favor, como si la ciencia tuviera un carácter de clase.
En mayo del 61 los estudiantes abren de nuevo las puertas de la Universidad al astrónomo Rivera Terrazas, para 1962 la Escuela de Física cuenta con un excelente grupo de investigación entre quienes se encontraban los doctores: Virgilio Beltrán, Eugenio Ley Koo, los dos poblanos, Eliazer Braun y Leopoldo García Colín, quien fue distinguido, estando en la UAP con el Premio Nacional de Ciencias en 1964.
El Iº de mayo del 61, es la fecha que consideramos el parte aguas  de la nueva universidad, e inicio de la larga lucha por construir la reforma universitaria. A la distancia de los años podemos decir; que para Zito Vera y sus compañeros, la utopía acosada desde los días de la preparatoria de  cambiar su universidad, la habían acorralado y por fin podían emprender su hacer, con sus ideas plasmadas en periódicos estudiantiles y en palabras perdidas en corredores de arcadas coloniales que regresaban hoy, como eco ensordecedor en la levítica ciudad de Puebla.
El 68 mexicano  encuentra pues a la comunidad estudiantil poblana en plena lucha por la Reforma Universitaria y contra la dictadura ávila/camachista.
Sigamos mirando esos meses anteriores al 68. El general y médico Rafael Moreno Valle, del viejo grupillo a las órdenes de Maximino Ávila Camacho, es nombrado secretario de Salubridad y Asistencia por el más reaccionario avila/camachista del grupo, Gustavo Díaz Ordaz en 1967,  ahora fíjense bien ¡ya es presidente de México¡
Por eso decimos que el origen de la brutal represión del dos de octubre del 68, en la plaza de las tres culturas, fue empollada aquí y desarrollada por Díaz Ordaz,  de esta manera queda infectada  la clase política priista nacional contemporánea, con derecho a matar, que incluye al PAN,  al PRD y los otros partidos sirvientes hoy en proceso de extinción.
Regresemos a Puebla. El general y médico Rafael Moreno Valle deja de ser secretario de Salubridad y Asistencia en 1969, para hacerse cargo de la gubernatura de Puebla, Díaz Ordaz lo ha  designarlo gobernador de Puebla, posiblemente de acuerdo o sugerencia de Rafael Ávila Camacho que muere en 1975, con el objetivo de que el general restituyera la política ávila/camachista  en el estado, solo tres años se sostuvo el general Moreno Valle como gobernador, lo echó fuera el Movimiento Estudiantil/popular y es el segundo general en salir.
Las vicisitudes fueron muchas en el dilatado movimiento estudiantil de Reforma Universitaria contra la dictadura ávilacamachista. En 1966 la Escuela de Ciencias fue cerrada, destruida físicamente —así era el odio anticomunista—, sus estudiantes y profesores expulsados, todos terminaron sus estudios en la UNAM o el POLI. El Ingeniero Terrazas regresaría un año más tarde, en 1967, junto con el movimiento estudiantil, para abrir nuevamente la escuela fungiendo como su director hasta 1975, por ello decimos que fue un movimiento libertario de gran dimensión cultural.
Al norte de la ciudad de Puebla a 10 kilómetros, en las faldas de la volcana Matlalcueye- Malinzi, se encuentra el pueblo de Canoa en aquella época,  hablante de náhuatl,  la noche del 14 de septiembre de 1968 pocos días antes del 2 de octubre, cinco trabajadores de la  Universidad Autónoma de Puebla que iban de excursión a la Malinzi, al ser sorprendidos por la noche y la lluvia, tuvieron que quedarse a dormir en el pueblo, en la casa de un habitante que les dio cobijo.
Los habitantes del pueblo, instigados por el sacerdote Enrique Meza Pérez, operador del poderoso arzobispo de la diócesis poblana Octaviano Márquez y Toriz, de origen tlaxcalteca, acusaron a los jóvenes de ser comunistas y de intentar instalar una bandera rojinegra en la iglesia, armados con machetes, palos y antorchas, se dirigieron a la casa en donde estaban hospedados los jóvenes y asesinaron a tres de los cinco empleados, así como al dueño de la casa.
Así era el ambiente desde el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz de fanatismo religioso y anticomunismo exacerbado, aplicado en todas las décadas de la dictadura ávila/camachista. Según dicen después del día 2, Octaviano Márquez y Toriz  amigo de  Díaz Ordaz desde 1950 cuando llegó al arzobispado de Puebla, habla por teléfono con el presidente para expresarle el apoyo incondicional  de la jerarquía eclesiástica contra los comunistas.
Y por supuesto ni el cura ni nadie ha pagado por ello. Pero no piensen que esta bárbara actitud es del pasado, hace una o dos semanas se cumplieron 40 años del inicio de la lucha de  la organización Eureka por los desaparecidos. Los familiares de los 43 estudiantes de magisterio  desaparecidos, colgaron los retratos de ellos como homenaje y lucha en las rejas por fuera, del atrio de la catedral de México, pues…
El Cardenal que regentea el templo manda a su sacristán a arrancarlos y pisotearlos, así es el odio y fanatismo, no quieren ni en retrato a los que estudian. Los universitarios poblanos de esos años sesenta, con su rebeldía cambiaron a su universidad y a la historia poblana al luchar contra su mundo provinciano plagado de fanatismo religioso.
Gustavo Díaz Ordaz pudo poner en la presidencia con el apoyo de todas las fuerzas de derecha del país y el visto bueno de los EEUU, a Luis Echeverría Álvarez, que había sido primero su subsecretario en gobernación y luego Secretario de Gobernación, fue pues su cómplice y alumno por más de doce años y Luis Echevarría Álvarez demostró su capacidad  no solo en la matanza del dos de octubre de 1968  también en el 71 con los halcones. 
Todos sabemos que vivimos en una república casi hereditaria Puebla es un ejemplo, estamos en el periodo de hijos y primos, también nietos toda una parentela de inservibles y represores, uno de ellos es Gonzalo Bautista O’Farrill, hijo de otro del grupillo de los sirvientes de Maximino Ávila Camacho, Gonzalo Bautista Castillo que fue gobernador de 1941-1945. Su hijo Gonzalo Bautista O’Farrill fue puesto por los ávila/camachistas para cubrir lo que le faltó al otro criminal del general Rafael Moreno Valle, botado por el pueblo.
Gonzalo Bautista O’Farrill, gobernador asesino, en solo 13 meses perpetró:
El 20 de julio de 1972 el asesinato del arquitecto y maestro Joel Arriaga Navarro. El 20 de diciembre de 1972 es asesinado bárbaramente el profesor Enrique Cabrera Barroso. El 19 de enero de 1973 es asesinado en Ciudad Universitaria el estudiante de derecho Josafat Tenorio, por el grupo anticomunista Juventud Nueva encabezado por Ángel Morales Pillone, el  31 de enero aparece el cadáver del policía David C. Morales Flores en las inmediaciones del edificio Carolino de la UAP, culpando a la UAP.
El 1º de mayo de 1973 en el edificio Carolino son acribillados un profesor, Alfonso Calderón Moreno; tres estudiantes, Ignacio Enrique González Romano, Víctor Manuel Medina Cuevas y Norberto Suárez Lara, y un obrero o vendedor ambulante de frutas que estaba en las afueras del edificio. Mueren después de varios días de agonía tres estudiantes más. En total fueron nueve muertos, además de heridos ¡en tan solo 13 meses¡ En la presidencia de la república despacha Luis Echeverría Álvarez impuesto por Díaz Ordaz.
El tercer periodo de la de la dictadura ávila/camachista es su restauración, corresponde al priista  Melquiades Morales Flores de una gran fama de mapache —corruptelas en procesos electorales— que fue gobernador de Puebla 1999-2005,  Melquiades Morales es un político muy agradecido con el general Rafael Moreno Valle al que le debió su ascenso político dentro de PRI, abuelo de Rafael Moreno Valle ROSAS, el que conocemos, por cierto que Melquiades presumió  un día que tenía más de dos mil compadres, movió a risa, pero no, develó sin querer un método de reclutamiento de operadores políticos priistas. ¡Por medio de un sacramento católico¡
Gerardo Lórenz conductor de televisión, acusó al exgobernador Melquiades Morales, de haberlo en trenado a él y a una generación de jóvenes en el estado de Puebla para cometer fraudes electorales favorables a su partido. Sus pupilos dijo —permanecían hasta tres días dentro de los almacenes de la paquetería electoral donde, custodiados por el ejército, —por fuera claro—, rellenaban paquetes con votos falsos y rehacían las actas— igual que lo hizo hoy Moreno Valle Rosas, nada más que sin computadoras, sin soldados, sin policías pa´ qué, si tienes la complicidad del  Tribunal Electoral del Estado y del INEE, en un hotel con la supervisión de su esposa, Martha Érika Alonso Hidalgo de Moreno Valle Rosas, por coincidencia  candidata  a la gubernatura  de Puebla.
El  15 de diciembre de 2016, el gobernador  Moreno Valle Rosas, hizo que sus diputados  le aprobaran  un incremento de 62 mil 955 pesos, para cada juez y consejero del Tribunal Electoral del Estado y el INEE, a sus ya altos salarios, para garantizar  así la democracia y el estado de derecho en Puebla. Previsor el cínico, ya pensaba y sabía que perdería el 1º DE JULIO DE 2018.
Al término de su sexenio  Melquiades Morales quiso dejar a su Secretario de Finanzas Rafael Moreno Valle Rosas, como gobernador, no pudo, como senador se lo ofreció a los panistas que inmediatamente lo pepenaron, además con el apoyo de Elba Esther Gordillo, fue senador y gobernador por el estado de Puebla, son más de 12 años ya, es la época de los neoliberales que dicen que las ideologías ya no existen. Cuando un reaccionario le entrega el poder a otro reaccionario.
Sus excompañeros del PRI acusaban en voz baja a Rafael Moreno Valle Rosas, entre otras cosas, de haber hecho a la Secretaría de Finanzas un hoyo de más de mil millones de pesos y de traidor a Melquiades Morales por operar a favor del PAN. Esta trama política de gran alcance es una muestra diáfana del PRIAN y el PRD, promovida por los tecnócratas. Moreno Valle Rosas va más lejos, ha dejado a un propio, Tony Gali, para cubrir el periodo de veinte meses.
Y ahora  por medio del fraude  que perpetró el primero de julio Por México al Frente del PAN, PRD y MC, le quiere heredar el cargo a su esposa simplemente por esa condición. Planes perversos de Moreno Valle Rosas no solo eran o son de apoderase del estado de Puebla, quiere ser presidente de la república pensando que su crisol priista y un destartalado PAN, es una garantía para los poderes transnacionales facticos estén de acuerdo con él y lo  apoyen en sus deseos políticos.
Un momento histórico y dato curioso para los poblanos, del 1 de diciembre de 1940 al 31 de enero de 1941, tres Ávila Camacho ocuparon tres distintos niveles de gobierno: Manuel Ávila Camacho, presidente de la República; Maximino Ávila Camacho gobernador del estado de Puebla; y Rafael presidente municipal de la capital de poblana. Cómo la ven, y los tres generales. Tal vez por ello  hoy Moreno Valle Rosas piensa que tiene derecho: él Senador por Puebla, su esposa Martha Erika Lozano de Moreno Valle Rosas gobernadora, lástima que de Moreno Valle Rosas no se sabe que tenga un hijo, si no que tal presidente Municipal de Puebla, de veras que no se miden.
Rafael Moreno Valle Rosas, ya gobernador,  atentó contra el legado  histórico, cultural, colonial y del medio ambiente, cebándose contra los pueblos originales, principalmente Cholula. Con la complicidad del INAH, los Fuertes de Loreto y Guadalupe del 5 de mayo de 1862, los transformó  en un concepto hollywoodesco de diversión, el Museo Internacional de Arte Barroco, es un disparate en una ciudad mayoritariamente barroca con una gran cantidad de piezas edificadas del s. XVIII  en ruinas y  un gasto de 20 millones de pesos al mes del museíto, fue un vil negocio para los constructores extranjeros amigos de Peña Nieto y sus cómplices.
Gravísimo es el asesinato del niño José Luis Tehuatlie Tamayo de San Bernardino,  Chalchihuapan el 9 de julio de 2014, que sigue impune, por el cual debería ser juzgado y condenado RMV y su responsable policiaco Facundo Flores Flores. La criminalización dirigida principalmente a los opositores de los megaproyectos de muerte, El Comité Puebla tiene registradas a 366 personas que durante el sexenio del panista Rafael Moreno Valle Rosas (2011-2017) fueron perseguidas, encarceladas o procesadas por ser adversarias políticas del mandatario estatal. El asesinato de Meztli Sarabia, hija de Simitrio, ocurrido ya en el tiempo del propio Gali Fayad.
Los  campesinos quienes fueron encarcelados en 2014, por oponerse al Gasoducto Morelos son; Enedina Rosas Vélez, Abraham Cordero y Juan Carlos Flores Solís, la persecución hasta la fecha en contra de Carmelo Rosas Vélez y Avelino Velázquez.
El 7 de junio pobladores de Santa María Tonantzintla, municipio de San Andrés Cholula, obtuvieron una suspensión provisional dentro del juicio de amparo que han emprendido en contra del proyecto Barrio Smart, —proveniente del inglés gentry, alta burguesía— que pretende modificar la plaza principal y que ha sido calificado por expertos como un intento de gentrificación de esta comunidad indígena y en los hechos expropiarles el Tlalocan joya de Santa María Tonanzintla, ¡el barroco indígena¡ Estas son las pretensiones del propio que dejó Moreno Valle Rosas, al parecer los principales negocios de Gali Fayad son los antros y sí, la cultura de la diversión y los saca borrachos.
Una estadística jamás vista antes en el estado de Puebla, en el primer semestre de 2016 se cometieron 205 ejecuciones en Puebla y continúan, desapariciones, femenicidios, presos políticos; ordeña de ductos de Pemex, que en la administración de Moreno Valle Rosas se disparó a mil 600 por ciento, asaltos a trenes y continúan como el mismo gobierno. Es también para señalar la increíble corrupción, el cinismo desbordado, y la impunidad de una clase política desvergonzada hasta decir ¡Basta! Como dijimos el 1º de julio.
Quizá no es del todo completa la figura de cacicazgo pueblerino, despiadado  del ávila/camachismo, la dictadura siempre apuntó a la presidencia y su continuidad, el propio Maximino tomó la Secretaría de Comunicaciones con sus pistoleros y le avisó a su hermano Manuel Ávila Camacho, que era el presidente, que ya estaba en ella y que lo nombrara secretario, como trampolín para sucederlo a él, luego, cómo explicar que el general más chico, Rafael, impulsaba a su grupo fuera del estado y había logrado imponer a Díaz Ordaz en Gobernación y luego hacerlo presidente de la República y éste impuso a Luis Echeverría Álvarez.
Es verdad estos son nuevos, pero han causado mucho daño como los que los formaron, los Ávila Camacho están todos muertos, pero estos han aprendido y con creses, la gama de canallas  es mucha y muy peligrosa, no hay que olvidar en ningún momento que a la Patria la han dejado ensangrentada y en permanente dolor, pero también es verdad que  el vendaval de votos barrió literalmente al país y arrojó del poder a la sucia clase política que ha gobernado México, de hecho los últimos 50 años. Con mano alzada y voto en mano, lo hicimos con dignidad, con el poderoso silencio de más de treinta y pico millones de mujeres y hombres ante las urnas dijimos: somos trabajadores y no corruptos, somos trabajadores y no criminales, somos los excluidos y nos han arrebatado nuestro país traidores ¡ BASTA¡  enterremos a estos fósiles políticos, es el tiempo ideal.


                                                      Gracias

*Historias y Experiencias del 68 Cincuentón: sus Protagonistas. 20 de septiembre de 2018. Escrito leído en el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica. INAOE, Tonanzintla, Puebla.